9 Cosas que Hacer y No Hacer durante una Presentación

Aprende más sobre Prezi para Empresas

Solicita un demo gratis

Artículo original publicado en Presentation Magazine.

Henry Caplan nos explica qué hacer y no hacer durante una presentación.

1. Hacer– Controlar tus Nervios.

Siempre hay una diferencia entre cómo nosotros percibimos las cosas y cómo somos percibidos por los demás. A veces esta percepción puede influir en nuestros nervios. Así que busca retroalimentación de personas en quien confías mientras prácticas, pero al momento de presentar tómate tu tiempo y disfruta el momento.

2. No Hacer– Usar palabras de relleno.

Muchas presentaciones empiezan con un “entonces”.. “um”.. y claro todos tenemos momentos en los que el miedo nos ataca, y esto hace creer que no estamos preparados aún cuando tengamos mucha preparación.

En vez de quedarte con un “um” mientras cambias de punto, respira hondo y si es necesario toma un momento de silencio.

3. Hacer – Mover tus manos sin ningún propósito.

Mover tus manos sin motivo durante la presentación te hace ver nervioso e inquieto.

Es muy recomendable empezar en posición de descanso. Relajado con una mano sobre la otra al nivel del ombligo delante de ti.

Puedes usar tus manos para ilustrar un punto importante y tener un gran impacto, después de esto regresar a la posición de descanso.

¿Puedes mantener tus manos en los lados? Claro que sí, mientras no las mantengas hacia atrás, en tus bolsillos, ó agarrando cosas ya que puede convertirse en distracción.

Aprende más sobre Prezi para Empresas

Solicita un demo gratis

4. No Hacer – Visualizar la Presentación mal.

Es muy fácil para muchas personas quedarse atrapados en sus pensamientos y creer que la presentación va por mal camino, y por ese motivo muestran signos de preocupación.

Mantente enfocado en lo que estás diciendo y en lo que dirás después. Resiste el deseo de analizar el progreso de tu presentación mientras aún estás presentando.

5. No Hacer – Entrar en Pánico si Cometes un Error.

Expertos cometen errores, repitiendo frases y apenas lo notan. La vergüenza por estos errores es lo que muchas veces nos hace sentir mal.
Así que relájate, respira hondo y di algo positivo a ti mismo, mantén el pensamiento positivo en tu cabeza y enfócate en tu audiencia.

Si necesitas repetir un punto o corregir información, corrígelo con calma y no te disculpes por eso a menos que sea completamente necesario, es pérdida de tiempo y puede hacerte ver débil.

6. Hacer – Humaniza a tu Audiencia.

Si puedes hacer una pregunta mientras comienzas, estás estableciendo una relación y rapport. Si humanizas a tu audiencia también puede ayudar a manejar tus nervios.

7. No Hacer – Bajar la Guardia.

Después de que tu presentación terminó, es muy importante que te relajes sin bajar la guardia, claro; frases como “qué bueno que acabó, odio dar presentaciones “ etcétera le quitarán la imagen profesional.

Si te vuelves demasiado amigable con tu audiencia, o revelas información que no deberías, la credibilidad de tu mensaje podría perderse.

Ellos no deben saber lo nervioso que estás, relájate y recuerda que sigues presentando hasta que dejas el salón.

8. Hacer – Hacer Preguntas.

La sesión de preguntas y respuestas generalmente se olvidan al final de la sesión, pero es vital demostrar tu conocimiento hacía cualquier circunstancia y problema.

Echa un vistazo a nuestro próximo webinar

Reserva tu lugar

Responde a las preguntas dando realmente una respuesta clara para que tu audiencia sepa de lo que estás hablando.

La sesión de preguntas al final es muy importante , pero también es de suma importancia hacer preguntas durante la presentación.

9. Hacer – Disfrutar.

¡Trata de disfrutar! Tienes una sala llena de gente escuchándote. Si estás muy nervioso, y no puedes disfrutarla aprende de esa, la próxima vez estarás mejor.

Echa un vistazo a nuestro próximo webinar

Reserva tu lugar