Cómo memorizar tu presentación en 60 minutos o menos

Publicado originalmente en el  blog SlideGenius.

Nunca es una buena idea leer las diapositivas o la tarjetas de notas durante una presentación. Es aceptable echar un vistazo de vez en cuando, pero leer todo palabra por palabra dará la impresión de falta de interés en el público. Aunque la mayoría de presentadores lo saben, parece como si la situación fuera inevitable. ¿Y si experimentas un bloqueo mental y olvidas toda una sección de tu presentación? No se puede esperar que memorices un discurso de una hora de duración repleto de datos importantes. ¿Acaso es posible? Si preguntáramos a los antiguos griegos y romanos, nos responderían con un rotundo "sí". ¿Cómo recordaba Cicerón todos sus famosos discursos? Empleaba una técnica llamada "el palacio de la memoria".

Aunque el término pueda resultarte nuevo, estoy segura de que has visto esta técnica retratada en medios de comunicación muy conocidos. Sherlock Holmes, la última encarnación del icónico personaje de Sir Arthur Conan Doyle, la utiliza para resolver los misterios más complejos. En Sherlock de la BBC, vemos a Holmes indagar en espacios mentales imaginados para encontrar información crucial que pueda ayudar a su investigación. En la vida real, la técnica la emplearon los más grandes oradores griegos y romanos para memorizar sus discursos. En la actualidad, algunos "atletas de la memoria" la utilizan para memorizar en cuestión de segundos paquetes de cartas o un larga lista de nombres aleatorios.

¿Cómo funciona el "palacio de la memoria"?

La técnica del palacio de la memoria se la conoce formalmente como el "método de Loci", nombre que nos da ya una ligera idea de cómo funciona. Loci es el plural en latín de la palabra "lugar". Nuestra memoria espacial es mucho más fuerte que nuestra memoria para las palabras o ideas, porque nuestros antepasados cazadores-recolectores evolucionaron para ser capaces de explorar el mundo y recordar el entorno. Cuando las ideas se asocian a relaciones espaciales, son mucho más fáciles de recordar, por eso herramientas como Prezi, que te permiten mostrar tus ideas en contexto y acompañar a tu audiencia en un viaje visual, pueden ayudar a que tu presentación sea más memorable.

Para practicar la técnica, imagínate a ti mismo caminando por un lugar determinado. Después asocia cada elemento que quieres enviar a la memoria a cosas que te vas encontrando por el camino. Este es un ejemplo deChloe Cornish de The Independent:

¿De verdad funciona la técnica del palacio de la memoria? Probé a revisitar mi escuela de secundaria para que me ayudara a memorizar los nombres de los presidentes de EE. UU. en orden (hay 44). Para entrar en el parque, salté por encima de la cuerda para tender la ropa [washing line] (George Washington), y allí estaban Adán y Eva (John Adams) jugando al cricket con Geoffrey Boycott (Thomas Jefferson). Marilyn Mason (James Madison) estaba en el bloque de Informática saliendo con Marilyn Moroe (James Monroe), etc. Me llevó alrededor de 40 minutos terminar este cuento un tanto surrealista y, aparte de equivocarme de vez en cuando con los primeros nombres (demasiados James y Adams), funcionó perfectamente.

Para visualizar en imágenes este palacio de la memoria, echa un vistazo a este prezi:

¿Cómo puedo utilizarlo para mi presentación?

Aunque la creación de un palacio de la memoria parece bastante sencillo, se necesita un poquito de práctica y preparación. Para comenzar, crea un esquema de la presentación. Anota en una lista todos los puntos que vas a tocar y escribe las palabras más relevantes para cada uno. Vas a utilizar estas palabras para establecer asociaciones visuales en la escena que imagines. A continuación, puedes comenzar con la construcción mental:

1. Elige el lugar donde quieres situar tu palacio de la memoria

Es mejor si vas a un lugar que conoces a la perfección, como la casa de tu infancia o el camino que tomas para ir a la oficina.

2. Define la ruta que vas a seguir mentalmente

Por ejemplo, si ubicas el palacio de la memoria en la casa de tu infancia, la ruta puede ser el camino que va desde la puerta principal a tu dormitorio.

3. Cuando hayas decidido qué ruta seguir, imagínate caminando por ella y céntrate en los elementos y rasgos que "ves"

Desde la puerta principal, entra en el vestíbulo y subes las escaleras de la derecha. Llegas al descansillo, donde se encuentra colgado en la pared un retrato de tu abuelo, y así sucesivamente.

4. Vuelve a consultar el esquema de la presentación

Selecciona las palabras más importantes que anotaste y establece asociaciones visuales que puedas insertar en tu palacio de la memoria. Sitúa estas asociaciones en los rasgos específicos que has identificado en la ruta. Procura establecer asociaciones que sean extraordinarias, como en el ejemplo de Cornish.

5. Familiarízate con el palacio de la memoria caminando por él un par de veces

Toma nota y memoriza todas las asociaciones que hayas hecho. Después de un tiempo, descubrirás que has memorizado tu discurso por completo. Si te quedas bloqueado durante la presentación, no tienes más que revisitar tu palacio de la memoria.

Después de construir el palacio de la memoria, ya no tienes que preocuparte si no recuerdas qué viene después en tu presentación. Sigue el ejemplo de algunas de las mentes más extraordinarias de la ficción y la historia y guarda tus tarjetas de notas para otra ocasión.

Echa un vistazo a nuestro próximo webinar

Reserva tu lugar