¿Cómo prefieres aprender? Harvard te dice la mejor opción

  • La Universidad de Harvard encontró el método más efectivo para aprender

Para algunos la escuela, el colegio, las clases representan una oportunidad para alcanzar la meta que siempre hemos tenido en mente, para otros es sólo un requisito más para cumplir con algo que se nos ha pedido hacer; sin embargo, en cualquier caso, el aprendizaje es una constante y de gran ayuda para alcanzar las metas educativas.

Por esto, con el paso de los años, numerosas entidades educativas han realizado estudios para conocer de qué forma los alumnos pueden aprender de mejor manera y desarrollar sus habilidades con facilidad. Desde la memorización, pasando por la elaboración de mapas mentales, hasta la realización de exposiciones grupales; todas han sido implementadas por diferentes corrientes de enseñanza y estudio para que los alumnos adquieran la mayor cantidad de conocimientos en su paso por la escuela.

Pero ¿cuál es la mejor? ¿hemos empleado alguna vez la más efectiva? La Universidad de Harvard en Estados Unidos realizó recientemente un estudio para encontrar qué método para exposición brinda la mayor efectividad en las audiencias, por lo que se compararon presentaciones orales sin apoyo visual, las presentaciones clásicas con Power Point y el uso de la plataforma Prezi enfocada en el storytelling, encontrando los siguientes resultados:

La forma es el fondo

Las presentaciones forman parte de nuestra vida porque las usamos cotidianamente en  discursos públicos, conferencias académicas, webinars, presentaciones en clase, brindis de bodas, argumentos en el tribunal, sermones, demostraciones de productos y presentaciones de negocios. Es por esto que la forma en la que hagamos una presentación, es el fondo.

De esta manera, la Universidad de Harvard encontró que el formato que elijan implementar los alumnos o maestros para hacer una exposición, afecta definitivamente a la forma en que las audiencias perciben una ponencia. Cuanto más simple y arcaico sea esta forma, será menos efectivo.

La tecnología no estorba... si la sabes usar

Cuántas veces nos hemos topado con una clase en la cual el profesor trata en innumerables ocasiones conectar un proyector, lo cual provoca una distracción y una pérdida de tiempo. O simplemente una clase en la que el presentador sólo lee las diapositivas que copió de un libro de texto mismas que se acompañan de imágenes pixeleadas o que poco tienen que ver con el tema.

La tecnología está para ayudar pero sólo si se usa de la manera adecuada. El estudio realizado por la Universidad de Harvard revela que las tecnologías utilizadas al presentar afectan tanto a la audiencia como al presentador, ya que aumentan el entendimiento de un tópico. Gracias a la tecnología, hoy las presentaciones se pueden ilustrar con gráficos, insertar videos, o verlas en vivo, incluso saber quién está en ese momento viendo el material junto con nosotros de manera virtual.

Cuenta una historia

Las personas que logran explicarse de una forma integral (imágenes y palabras), alcanzan un nivel de comunicación y entendimiento más efectivo. Si trasladamos esto a un aspecto educativo, encontramos que para poder enseñar o aprender, lo haremos de forma más eficiente si es de forma integral: no solo palabras, no solo imágenes.

Ahora bien, si además de esto, elaboramos una presentación de manera conversacional, es decir, que ésta pueda ser interactiva y totalmente participativa, será mucho más eficaz ya que estamos haciendo partícipe a la audiencia del conocimiento. Una presentación conversacional hace más sencillo transmitir el mensaje que queremos enviar. Ya que alienta a las personas a que hagan preguntas durante la conversación, no solo se trata de absorber los mensajes de forma pasiva.

En este sentido, la Universidad de Harvard encontró que usar herramientas como Prezi, una plataforma de presentaciones que ayuda a las personas a conectarse poderosamente con sus audiencias, es más efectiva que las presentaciones orales o que utilizar herramientas como Power Point dado que Prezi toma ventaja de nuestra arquitectura mental y neuronal, específicamente del hecho de que nosotros procesamos información que no se disocia entre visual y espacial.

Por otra parte, usar plataformas como Prezi para dar una conferencia o cátedra ofrece a los presentadores y a sus audiencias la oportunidad de conectar ideas y a contextualizarlas entre ellas. Todo ello en una narrativa visual que permitirá recordarla, entenderla y apreciarla por muy grande que sea la misma.

Tan fácil como preguntarles a nuestros padres o tíos de qué manera estudiaban para sus exámenes. O cómo eran las cátedras cuando iban a la universidad y nos podremos dar cuenta que la forma de presentar ha evolucionado y que no nos vendría mal dar un paso hacia adelante.

 

Echa un vistazo a nuestro próximo webinar

Reserva tu lugar