Cómo presentar un proyecto e impresionar a tu audiencia: Los 6 mejores consejos

Imagínate esto: te has animado a ti mismo antes de tu gran presentación, repasando mentalmente tus notas para salir e impresionar a tu audiencia con un proyecto genial, cuando surgen dudas. ¿Qué pasa si te equivocas? ¿Y si tu presentación pone a la audiencia a dormir? ¿Deberías haber pasado más tiempo practicando?

Ya sea que esté presentando tu proyecto a cientos de personas en una conferencia o a un pequeño grupo de personas, muchos presentadores se preguntan cómo presentar sus proyectos importantes y se sienten nerviosos antes de presentarse ante el público.

No te preocupes ni un segundo más por cómo presentar tu proyecto. Por mayúsculos que sean los retos al dar la próxima presentación de tu proyecto, estos seis consejos te ayudarán a desarrollar tu confianza, te ayudarán a entregar tu mensaje y te capacitarán para atraer a tu audiencia.

1. Establece tu credibilidad

Tu material no tendrá mucho peso y no impresionarás a tu audiencia si no puedes convencerlos de que saben de lo que hablas. Es posible que tu sepas que estás cualificado y con experiencia, pero que tu audiencia no. E incluso si ya tienes cierta credibilidad, aún debes mantenerla durante toda la presentación.

El establecimiento de tu credibilidad comienza en el momento en que entras en la sala. Vístete apropiadamente para la situación y la audiencia a la que te diriges, procura que tu vestuario no los distraiga de ti y de tu presentación. Transmite confianza con tu lenguaje corporal, mantente firme en el escenario, mirando a tu audiencia a los ojos y evitando tics como retorcerse las manos o hacer clic con tu bolígrafo. Al comienzo de tu presentación, establece tu credibilidad explicando lo que te habilita para presentar tu proyecto y participar en esta discusión. Y, por último, perfecciona todos los aspectos de tu presentación de antemano, desde la obtención de imágenes de alta calidad hasta la práctica en la presentación verbal.

2. Aprovecha al máximo el espacio

Lucha contra la necesidad de quedarte quieto. Moverse por un escenario, aula o sala de conferencias no solo hará que parezca que tienes más control de la situación y confías en tu presentación, sino que también mantendrá a tu audiencia involucrada al hacer que tu presentación sea más dinámica. Al mismo tiempo, esto no significa que debas caminar de manera incesante, demasiado movimiento puede distraer.

3. No tengas miedo al silencio

Es tentador llenar cualquier silencio hablando constantemente, pero hacer esto significa que no le está dando a tu audiencia el tiempo suficiente para internalizar lo que está presentando. Hablar demasiado y demasiado rápido también puede traicionarte y que el nerviosismo te visite. Permitir un poco de silencio, por otro lado, ayudará a tu audiencia a absorber y retener más información.

Llama su atención haciendo que tu presentación sea más interactiva

Si bien puedes hacer un poco de prueba y error para evaluar correctamente cuánto silencio es demasiado, siempre debes incluir algunos momentos relajados en tu presentación. Haz una pausa después de presentar un gran problema o su solución y deja que el peso de esa importancia recaiga sobre tu audiencia. Permite que algunas de las imágenes de tu presentación hablen por sí mismas cuando muestres una imagen significativa o un gráfico importante. Con la práctica, el silencio puede convertirse en un aliado importante para impresionar a tu audiencia.

4. No te detengas en los errores

Los errores suceden. Los portátiles se congelan, el equipo falla, o puede que olvides una de las líneas que practicaste treinta veces frente al espejo. Sin embargo, es menos probable que tu audiencia te juzgue por sus errores y es más probable que lo haga por cómo te recuperas de ellos. Si tropiezas con tus palabras o con algún problema de presentación, no te detengas en ellos. Atraviésalo y continúa. Esto también significa que no confías tanto en tu tecnología como que todo se desmorone cuando algo no funciona como esperabas.

5. Poseer el elemento visual

Los elementos visuales a menudo pueden hacer o deshacer una presentación y hacer que los resultados de tu proyecto se destaquen o desaparezcan en el fondo. El uso de una herramienta de presentación interactiva como Prezi puede hacer que tus ideas abstractas sean concretas al sintetizar y mostrar imágenes, ideas, datos y más. Pero siempre que incorpores algún elemento visual a una presentación, recuerda esto: el contenido de la presentación debe ser complementario a tu material oral, no al acto principal. No puedes estar de pie con la espalda de frente a la mitad de la audiencia, leyendo tu presentación de forma literal y esperar que tu audiencia no se duerma.

Para ayudarte a utilizar elementos visuales que mejoren tu presentación y mensaje, querrás aprovechar al máximo todo lo que Prezi tiene para ofrecerte. Convierte tus diapositivas de PowerPoint originales en una presentación dinámica de Prezi que te dé un control personalizado sobre tu presentación. Utiliza el formato de presentación conversacional de Prezi para que tu audiencia pueda guiar la presentación y saltar directamente a los temas más relevantes. Aplica estilos, fuentes y colores consistentes para darle a tu presentación un sentido de cohesión. Utiliza únicamente imágenes de alta calidad. Un diseño visual mal diseñado y desordenado dañará tu credibilidad y distraerá de tu mensaje.

6. Engancha a tu audiencia rápidamente

No podrás impresionar a tu audiencia si se están quedando dormidos a la mitad de la presentación. Debes involucrar a tu audiencia desde el principio y mantener esa atención a lo largo de la presentación de tu proyecto. Piensa en el comienzo de tu presentación como la primera página de un libro. Después de esa primera línea o ese primer párrafo, ¿seguiría leyendo tu audiencia? Engancha a tu audiencia presentando el problema que luego tu charla intentará resolver o comparte una anécdota personal. Vincula tu presentación con eventos actuales o con otros temas importantes relacionados con una conversación más amplia.

Una vez que hayas conectado a tu audiencia, mantén su atención entablando un diálogo con ellos. Si es apropiado para la situación, haz preguntas y haz que tu audiencia interactúe contigo. Dales un mensaje que puedan discutir con quienes les rodean. Deja tiempo para preguntas. Si puedes hacer que tu audiencia se sienta parte de tu presentación, mejor, mantendrás su compromiso y es más probable que tu mensaje perdure.

No dejes que el estrés sobre cómo presentar tu proyecto le impida impresionar a tu audiencia. Combina estos consejos con una presentación de Prezi de alta calidad para involucrar a las personas, llevar tu mensaje a sus casas y tener más confianza la próxima vez que te pidan que presentes.

Averigua más sobre Prezi para tu empresa

Prueba Prezi gratis