Las 5 mejores formas de realizar presentaciones interactivas

Las mejores presentaciones son aquellas que involucran a la audiencia. En lugar de leer de una pantalla o (peor aún) seguir el guión usando tarjetas, es más efectivo que el presentador o presentadora implique a la audiencia en el tema del discurso, y que deje al grupo emocionado y con ganas de aprender más.

Toma nota de los siguientes consejos para hacer tu próxima presentación lo más interactiva posible.

Poner en marcha una estrategia de pre-discurso

Tienes programado hablar en una conferencia en un mes. En vez de ir a través de tus notas, métete en Twitter y Facebook y discute los planes de tu discurso. Interactuar con los miembros de tu audiencia antes de saltar al escenario ayudará a generar expectación durante tu presentación y a aumentar la probabilidad de que quieran interactuar contigo durante la misma.

Del mismo modo, si el grupo es pequeño y se compone de gente que ves todos los días, comienza a hablar con ellos acerca del discurso unas semanas antes de darlo. Darles una idea de lo que van a aprender, te ayudará a generar expectación.

También es buena idea continuar relacionándote (en persona y /o en las redes sociales) tiempo después de tu discurso. Considera tu presentación el comienzo de un dialogo con los asistentes. Echa un vistazo a esta entrada del blog sobre los consejos acerca de cómo mantener la conversación una vez estés fuera del escenario.

Comienza con una explosión

Llama su atención haciendo que tu presentación sea más interactiva

Tienes unos 30 segundos de tiempo de completa atención de tu audiencia, así que aprovecha para causar una impresión impactante. Emplea esta oportunidad para hacer una pregunta (y espera 10 segundos para la respuesta). Si hacer una pregunta no tiene sentido en el tema que vas a desarrollar, considera la posibilidad de llegar a este punto con una declaración impactante o provocativa. Comenzar con un gancho para llamar la atención te ayudará a que el público sea más proclive a interactuar más adelante.

Solicitud de interacción

Una vez hayas expuesto tu pregunta o frase-gancho, vas a dejar claro a tu audiencia que están ante una experiencia interactiva. Di cosas como: «Prepárense, porque voy a estar haciéndoles preguntas» O «Por favor, interrúmpanme si tienen alguna pregunta para mí. No, en serio, me encantan las interrupciones». Ser sincero y vulnerable con el público se apreciará en ti y te ayudará con el diálogo.

Muévete

Olvídate del podio. Camina alrededor de la habitación, a través de los pasillos y mantén el contacto visual con el grupo. Un ejercicio divertido es pedir a todos ponerse de pie, a continuación, en función de tus preguntas, pídeles que se sienten en consecuencia. (Por ejemplo: «Siéntese si usted es de Míchigan, siéntese si usted es de Oregón,» y así sucesivamente). El movimiento ayudará a tu audiencia a permanecer alerta.

Que sea una conversación

No esperes hasta el final de tu charla para mantener una ronda de preguntas, mucha gente se olvida de las preguntas para entonces. En su lugar, después de tratar un punto importante, pregunta si alguien tiene alguna duda. Luego, haz una pausa aunque pueda parecer algo incómoda entorno a 15 segundos, aprox. Alguien levantará inevitablemente la mano. Si estás hablando a un grupo pequeño, puedes ceder al público el mando, dándoles una visión general del tema, y luego preguntarles cuáles son los puntos clave en los que están más interesados. Con Prezi, no necesitas estar limitado por el orden de las diapositivas. Desde tu visión general de la presentación, puedes hacer clic en los puntos sobre los que el público quiere aprender más y fácilmente saltar los puntos que son menos significativos para ellos.

Averigua más sobre Prezi para tu empresa

Prueba Prezi gratis