Los 5 tipos de storytellers según el experto en comunicación Carmine Gallo

En su próximo libro, El Secreto del Narrador, Carmine Gallo revela el porque de que algunas ideas prenden  y otras no. Él explica cómo los mejores narradores de Richard Branson a Malala Yousafzai hacen lo que mejor saben hacer: construir marcas, inspirar los movimientos de cambio. Gallo ha estudiado a los más grandes oradores TED, leyendas de los negocios y empresarios y ha identificado cinco tipos diferentes de contadores de historias, cada una con fortalezas únicas que ayudan a difundir sus ideas e inspirar al público a actuar.

Echa un vistazo abajo al prezi de Carmine Gallo para aprender más sobre los cinco tipos diferentes de narradores o sigue leyendo y descubre, ¿Qué tipo de narrador eres?.

2. Narradores que encienden nuestro fuego interior.

Estas son las personas que nos inspiran a soñar a lo grande, enseñándonos a redefinir nuestra narrativa interna. Steve Jobs, uno de los más grandes narradores de negocios del mundo de todos los tiempos, una vez  preguntó: «¿Qué hace que tu corazón cante?» La respuesta a esa pregunta es la base sobre la cual se construyen todas las grandes historias, no puedes inspirar a otros hasta que no te sientes inspirado tú mismo.

Los narradores que nos inspiran a soñar en grande casi siempre se han enfrentado a la lucha y la adversidad. Sus historias de triunfo, tensión y presión encienden nuestro fuego interior porque la lucha es una parte de la naturaleza. Si has superado alguna adversidad en tu vida, en tu carrera, en tu negocio, es importante compartir esta historia porque estamos programados para empatizar y gustarnos las historias de superación, de pobreza a la riqueza. Y nos encanta oírlas porque necesitamos escucharlas. Abraza tu historia, porque es la materia de la que están hechas las leyendas y son estas leyendas las que permanecen.

2. Narradores que educan.

Estos son los hombres y mujeres que ofrecen una nueva forma de mirar el mundo. Aristóteles, el filósofo griego, identificó tres componentes de la persuasión: Pathos (persuadir a través de la emoción y de historias), Logos (apelando a la razón a través de hechos y datos) y Ethos (establecer la credibilidad del orador).

Los educadores exitosos usan una combinación de los tres, pero se inclinan en mayor medida hacia el Pathos. Por ejemplo, el abogado de derechos humanos Bryan Stevenson recibió la más larga ovación de pie de TED. Las historias personales componen el 65 por ciento de la ahora famosa charla TED de Stevenson. El veinticinco por ciento cayó bajo el logos-datos. Y el restante 10 por ciento cayó en la categoría de ethos. Los educadores eficaces usan los datos para apoyar sus ideas, pero se basan en historias para mover a la gente a la acción.

3. Narradores que simplifican.

Estos son a menudo los empresarios, que dependen en gran medida de su capacidad para explicar ideas complejas de una forma simple, clara, concisa y con el fin de atraer a los inversores, empleados y clientes. Richard Branson es un gran ejemplo de un narrador que simplifica; él dijo una vez, «Si tu picth no puede caber en el reverso de un sobre, es basura.»

El fundador de Tesla Elon Musk es otro ejemplo. En una presentación, Musk introdujo una batería casera que almacena la luz del sol y la convierte en energía. Toda la presentación duró menos de 20 minutos y Musk utiliza palabras cortas y sencillas para describir el problema y su solución. También introdujo el lenguaje de la narración con un villano y un héroe. Por ejemplo, en una diapositiva, mostró una chimenea y dijo que el problema es que la mayor parte de la energía del mundo se crea con los combustibles fósiles. La siguiente diapositiva mostraba una imagen del sol, y él dijo: «Esta es la solución. Se llama el sol. Sale todos los días y simplemente funciona». Sencillo, eficaz, irresistible.

4. Narradores que motivan.

Estos están inspirando a las personas, por supuesto, y también son líderes que construyeron marcas masivas como Southwest Airlines, Whole Foods, Starbucks, o Wynn Resorts. «Storytelling ha cambiado mi negocio y mi vida», dice el magnate del Las Vegas Hotel, Steve Wynn. Wynn cree que la narración aprovecha la fuerza más poderosa que existe en el universo, la autoestima. Al comienzo de cada turno en los hoteles Wynn, un supervisor pregunta: «¿Alguien tiene una historia acerca de una gran experiencia de los clientes que les gustaría compartir?» Las historias sirven para educar al resto del equipo en los comportamientos modelo. Más importante aún, estas historias motivan a los empleados, porque los héroes de servicio al cliente son reconocidos por sus pares. Bastante pronto empleados compiten por contar las mejores historias. El reconocimiento público es un gran motivador.

KPMG, la de más rápido crecimiento de las cuatro grandes empresas de consultoría y contabilidad, llevó a cabo un estudio interno con miles de gerentes y empleados y encontró que «Una fuerza de trabajo motivada por un fuerte sentido de un propósito más elevado es esencial para el compromiso». ¿Y cómo fueron los managers los que llevaron a crear este propósito superior? A través del storytelling. Después de crear una cultura de la narración en KPMG, la rotación de empleados cayó en picado, la moral se disparó y las ganancias se dispararon. Las grandes historias construyen gran cultura.

5. Narradores que empujan a la acción.

Detrás de cada acción, hay un gran narrador. Ya se trate de Martin Luther King, luchando por los derechos civiles, Sheryl Sandberg alentando a las mujeres en el lugar de trabajo a «lanzarse» o Malala Yousafzai abogando por la educación de las niñas, una persona puede desencadenar un movimiento, una gran acción.

Sorprendentemente, los narradores que cambian el mundo a menudo se inspiran a sí mismos por los narradores que vinieron antes que ellos. Malala Yousafzai, el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz, se creció en una familia de narradores. El abuelo de Malala era famoso por sus sermones y Malala recuerda que las personas venían de todas partes para escuchar a su padre contar historias. Malala participo en concursos de oratoria donde ella aprendió a dar su mensaje desde el corazón y no desde una hoja de papel, dijo ella una vez. Una bala casi termina con la vida de Malala, pero el arte de la narración se ha convertido en su arma más poderosa en la guerra de las ideas.

Walt Disney dijo una vez: » Los narradores infunden esperanza una vez y otra vez y otra vez». Una historia puede cambiar el mundo. ¿No es tiempo de que tu compartas  la tuya?

Averigua más sobre Prezi para tu empresa

Prueba Prezi gratis