Los mejores consejos tipográficos en presentaciones

El contenido de tus presentaciones debería apoyar tu mensaje general, no ser un sustituto de él. Dicho esto, es importante asegurarse de que tu audiencia está escuchándote en lugar de enfocarse en leer el texto en la pantalla. Cuando agregues texto a tus presentaciones, ten cuidado y asegúrate de que es lo suficientemente grande como para poder leerlo, sin que te robe la atención. Mejor que sea un texto informativo, pero no denso, y colocado de forma intencionada, no puesto allí de cualquier manera.

Historia de la tipografía

En pocas palabras, la tipografía es la disposición y el diseño del tipo de letra. Los diseñadores utilizan la tipografía para crear un estado de ánimo, establecer una marca y provocar una respuesta emocional en el espectador. Por ejemplo, piensa en el logotipo de Apple y cómo se refleja en su marca: sencillo y limpio. O la fuente reconocible de Coca Cola, que al instante nos hace sentir un punto de nostalgia. Del mismo modo, un presentador debe utilizar la tipografía para asegurar que su mensaje se reciba alto y claro.

Aunque podría ser tentador utilizar las opciones por defecto que vienen con los programas de software, experimentar con las formas y colores en el contexto de tu presentación puede hacer toda la diferencia cuando se trata de crear interés y una conexión entre tu contenido y tu público.

Al decidir sobre la tipografía para tus presentaciones, hay tres cosas importantes que debes considerar:

Encontrar la fuente correcta

Las fuentes en las presentaciones no deben ser tomadas a la ligera. Una fuente que sea fácil de leer puede ayudarte a conseguir que tu mensaje penetre rápidamente en la audiencia, mientras que las fuentes decorativas pueden llevar a un punto de distracción tal, que les aleje de tu mensaje. La próxima vez que estés preparando una presentación, elige una fuente que sea clara y fácil de leer para que la audiencia pueda discernir e interpretar los puntos con el menor esfuerzo posible.

Las fuentes Sans serif (como la Arial o Helvética) son más legibles, por lo que son la mejor opción cuando la visibilidad es un problema. Las fuentes serif (las que tienen los trazos adicionales al final de las letras, como la Times) son mejores para grandes bloques de texto, como un párrafo en un libro, o texto impreso en periódicos y revistas.

Las presentaciones serán en general mejor con una sans serif, ya que debe tener el texto limitado y tiene que ser legible desde lejos. Algunas sugerencias adicionales:

Llama su atención haciendo que tu presentación sea más interactiva
  • Estilos clásicos como Helvética, Garamond, Futura, Gill Sans y Rockwell son algunas de las mejores opciones sans serif para el cuerpo del texto en las presentaciones.
  • Helvética y Futura son legibles en la mayoría de los tamaños de fuente.
  • Rockwell está en negrita, adecuado para un título o punto que deseas recalcar a tu público.

Elegir el tamaño adecuado

Tu tipografía debe ser legible para todos en la sala, así que ten en cuenta el tamaño de la sala cuando vayas a crear tu texto. Algunas de las reglas con las que convivimos y utilizamos aquí en 99Designs incluyen:

  • Opta por el texto de 24 puntos como mínimo, con 36 a 44 para los títulos. Las fuentes con trazos (serifs) o aquellas cuyas letras se puedan juntar en tamaños pequeños, deben hacerse más grandes.
  • Prueba las diapositivas en tu sala de presentación. Tu fuente aparecerá proyectada de manera diferente sobre una pantalla grande que como parece en tu ordenador.
  • El texto más grande atraerá más miradas. Considera la posibilidad de hacer “lo más importante”, lo más grande. Esto va en contra de nuestra manera general de pensar sobre las cosas, lo que dice el título tiene que ser la cosa más grande en la pantalla. No es así. ¿Qué quieres que tu audiencia recuerde? Pues ESO es justo lo que debe ir en un texto más grande.

Limitar la cantidad de texto

Las viñetas parecen un lenguaje amigable para la audiencia, pero poca gente recuerda lo que dicen. En lugar de mostrar varios puntos por diapositiva o marco, enfócate en mostrar sólo, un único mensaje a la vez.

Seis es el número mágico: Si hay más de 6 objetos (como puntos o texto) mostrándose a la vez, el cerebro humano tardará un 500% más en procesar la información. Lo que básicamente significa que los espectadores dejarán de prestar atención a tu presentación porque les tomará demasiada energía dicho proceso mental. Cuanto menor sea el número de cosas que tengan que mirar a la vez, mejor. Y, a menudo, una representación visual que apoye tu punto es más eficaz en la transmisión del mensaje que añadir más texto adicional.

Detalles

Puede parecer un poco complicado, pero al final, una buena tipografía no es difícil de encontrar. Simplemente pregúntate a ti mismo, ¿si estuvieras asistiendo a esta presentación, captarías el mensaje? Ser claro y conciso hará que comiences con el pie derecho y una vez que ya tengas ese impulso, revisa nuestros consejos sobre el uso del color en las presentaciones para darles un mayor énfasis.

Averigua más sobre Prezi para tu empresa

Prueba Prezi gratis