Una presentación en cinco minutos

Consigue que tu equipo esté en Prezi – mira este vídeo bajo demanda

Ver ahora

Artículo original publicado en la web Presentation Magazine

Cinco minutos no parece mucho tiempo para hacer una presentación. Pero en la práctica, explicar los puntos detalladamente en cinco minutos no es tan desalentador, ni tan difícil como parece.

Piensa en los anuncios de televisión y radio. Los anunciantes consiguen difundir su mensaje en sólo 30 segundos. Cinco minutos deberían ser suficientes, si se emplean bien. No obstante, es importante estructurar tu presentación con cuidado para asegurarte de aprovechar al máximo los minutos de que dispongas.

Estructura

La estructura podría ser algo como esto:

1. Preséntate, lo ideal sería con una diapositiva con tu nombre. Comienza con una llamada de atención.

Cinco minutos no es mucho tiempo para construir una buena relación con el público, por lo que los primeros segundos son esenciales para atraer a la audiencia a tu presentación. De forma rápida, una historia divertida o una anécdota inusual a menudo pueden trabajar muy bien en una apertura.

2. Haz un punto principal en la presentación y usa algunas diapositivas visuales para ilustrarlo. Un esquema de tu argumento básico cuando introduces el punto principal resulta positivo.

Mantén la información a un nivel muy básico en los datos clave. El exceso de información va a diluir el impacto de tu presentación en la audiencia. En su lugar, utiliza el tiempo para convencer a la audiencia de la importancia de tu punto principal.

3. Ilustra este punto descomponiéndolo en una lista de tres conceptos y preséntalos en una sola diapositiva. Utiliza la llamada «regla de tres». Se trata de una estructura antigua que se aplica en muchas áreas – los guiones teatrales utilizan tres actos, los vendedores utilizan la repetición tres veces, y así sucesivamente…

Romper un punto en tres conceptos da peso a la estructura de tu presentación sin sobrecargar al público. Cada historia tiene un principio, un nudo y un final. Las presentaciones no son diferentes.

4. Finalizar en un punto alto. La última cosa o punto en una secuencia de información está demostrado por estudios científicos, ser el elemento que las personas más recuerdan. Se le conoce como el efecto de lo reciente.

Llama su atención haciendo que tu presentación sea más interactiva

Terminar con algo positivo va a hacer tu presentación más memorable. Es incluso mejor si puedes agregar un elemento de suspense seguido de un punto o línea final. Si estás tratando de vender algo, puede ser necesario incluir una llamada a la acción en tu minuto final.

Consejos

No utilices demasiadas diapositivas

Para una presentación de cinco minutos, cinco diapositivas deberían ser el máximo absoluto. Algunas más significaría que las diapositivas están pasando demasiado rápido, lo que podría llegar a ser confuso o molesto para la audiencia. Las ayudas visuales están ahí para apoyar tu discurso, no para ser el principal foco de atención.

Ten tu equipo preparado de antemano

Cinco minutos es tiempo suficiente para una presentación, pero si tienes que pasar uno o dos minutos instalando, reestructurando o jugando un poco con el equipo, el tiempo de palabra que tienes, obviamente, va a sufrir.

Nadie quiere escuchar una presentación apresurada que condense demasiado material en muy poco espacio de tiempo. Asegúrate de que todos los proyectores, micrófonos, ordenadores portátiles, etc…estén colocados y bien probados, antes de que comience la presentación.

Las primeras impresiones importan

Las primeras impresiones siempre son importantes cuando se da una presentación. En un espacio de tiempo de tan solo cinco minutos se agravan, ya que hay menos tiempo para dar la vuelta a una mala primera impresión.

La mejor manera de evitar esto es, obviamente, crear una buena primera impresión. Asegúrate de hacer lo básico. Preséntate correctamente, sonríe a la audiencia la primera vez que tomes la palabra al ascender al escenario y ten un lenguaje corporal abierto y para todos.

Finalmente…

Una presentación es una oportunidad. Si se prepara adecuadamente y se cree en la importancia del tema a tratar, cinco minutos serán tiempo más que suficiente para transmitir tu mensaje. Con el transcurso del tiempo y la práctica, puede incluso llegar a ser agradable.

Dale a tu equipo las herramientas que necesita para involucrarse

Aprende más