Presentaciones Conversacionales: Una narrativa exitosa

¿Qué es lo primero que piensas cuando te mencionan que debes dar una presentación? Seguramente comienzas a investigar cuál va a ser la duración de la misma, porque para los profesionales, nuestro tiempo es oro y necesitamos aprovechar cada minuto del día, en especial cuando tenemos tantas cosas que hacer y únicamente 24 horas para vivir la vida. Después, recuerdas el último informe trimestral de la oficina y como batallaste para mantener los ojos abiertos frente a tu compañero que intentaba captar la atención de todos los presentes.

En realidad, las presentaciones no necesariamente deben ser una tortura unidireccional, por lo que necesitas buscar cambiar la forma en que se entregan los mensajes, para causar un mayor impacto en tu audiencia. Lo más importante es mantener una estructura incluyente que sostenga la atención de las personas en lo que estás diciendo, pero ¿cómo se logra eso?

Presentaciones Conversacionales

Recuerda tus años de escuela donde la maestra escogía a alguien para responder e incluso lo pasaba al frente para escribir en el pizarrón. Todo el salón se mantenía atento a lo que ocurría para intentar responder si éramos elegidos, o bien que no nos sorprendieran en el instante que escuchábamos nuestro nombre. Puedes aplicar el mismo principio durante una presentación, no me refiero precisamente a que comiences a interrogar al público; el punto es comenzar una conversación y que tu ponencia se convierta en una actividad interactiva que involucre a quienes te escuchen, dicha conversación se sentirá como cuando le cuentas una historia a tus amigos. Debe ser algo que surge del conocimiento espontáneo de un manera estructurada que dará como resultado la posibilidad de hablar sobre cualquier punto y en cualquier orden sin perder el hilo.

Al cambiar el estilo en el que entregas el mensaje también cambias la estructura de la presentación que estás entregando, tanto tú, como presentador, así como tu audiencia, serán capaces de superar todos los desafíos asociados con el hecho de presentar. Lo anterior se debe a que le estarás pidiendo al público participar en la conversación, estarán alertas y como consecuencia se mantendrán atentos. Y debido a que el presentador necesita ser capaz de saltar a cualquier parte de la historia en cualquier momento, no tendrás ningún guión que puedas olvidar.

Las presentaciones conversacionales hacen más sencillo transmitir el mensaje que queremos enviar, alentar a las personas a que hagan preguntas durante la conversación, no solo se trata de absorber los mensajes de forma pasiva. Cuando alientas a que el público reflexione o enfocas la presentación en lo que más les interesa, pueden sentirse incentivados a externar reacciones procedentes de tus mensajes clave.

Recursos Visuales

Otro punto importante para que mantengas la conversación son los recursos visuales, ya que los humanos estamos construidos de tal forma que entre el 80% y el 90% de la información que nuestro cerebro procesa viene a través de los ojos, dos terceras partes de la actividad eléctrica del cerebro está dedicada a la vista cuando los ojos están abiertos. Resumiendo, estamos hechos para consumir visuales y nuestros cerebros han desarrollado una increíble capacidad de almacenamiento para este tipo de información.

Es por esto que necesitas apoyarte en una presentación visual para hacer tu discurso más memorable, incluso un reciente estudio realizado por la Universidad de Harvard titulado: “El medio por el que presentamos afecta el mensaje”, se demostró que el apoyo visual ayuda a que la percepción de las presentaciones se describa como más persuasivas, mejor preparadas, competentes y creíbles. Al tener una imagen en la pantalla mientras hablas, harás que tu mensaje llegue a la vez de forma visual y verbal.

Por ejemplo, quieres mostrar el crecimiento exponencial de la empresa durante los últimos 3 años y la proyección del siguiente año. En lugar de utilizar una gráfica con líneas que ubican puntos sobre un plano y mucha información numérica, puedes utilizar la imagen de un árbol que va creciendo junto a esos datos. Datos puros y duros contrarrestados en el color. Es mucho más fácil recordar datos específicos si están acompañados de una imagen que los ejemplifique.

Las presentaciones conversacionales funcionan para hacer que tus ideas lleguen a la audiencia de la forma más efectiva posible. Cuando un observador puede comparar y contrastar diferentes ideas, así como situar en contexto los detalles más pequeños dentro de los más grandes, obtienen una idea mucho más clara de la imagen en su conjunto.

Ahora bien, utilizar un PowerPoint no siempre es la mejor forma de utilizar gráficos, recuerdas las 69 diapositivas de la presentación que realizó el mes pasado la encargada de ventas, incluso el director de área comenzó a revisar su celular cada 2 minutos...

Lo anterior se debe a que la estructura de las presentaciones realizadas con tecnologías como Prezi toman ventaja de nuestra arquitectura mental y neuronal, específicamente del hecho de que nosotros procesamos información que no se disocia entre visual y espacial. Además de que Prezi es un 21.89% más persuasivo que PPT y un 25.28% más efectivo. Ahora bien, si combinas una presentación conversacional que se apoye con materiales visuales de alta calidad, no habrá nada que te detenga.

Precio y Disponibilidad

Prezi Next está disponible ahora en todo el mundo. Por lo que te invitamos a que visites https://prezi.com/pricing/ dónde podrás encontrar el paquete y programa que mejor se adecúa a tus necesidades.

Rocío Medina, Directora de Marketing de Producto para Prezi

Echa un vistazo a nuestro próximo webinar

Reserva tu lugar